Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses

Ante situaciones de emergencia, el control de la diabetes es fundamental

Las situaciones de riesgo, como desastres naturales, accidentes automovilísticos o incendios no sólo pueden impactar en la seguridad sino también en la salud y calidad de vida de las personas, sobre todo si sufren alguna condición como la diabetes tipo 2. Por eso es muy importante que, además del control glucémico, el paciente y su familia estén preparados para enfrentar los desafíos que implica la atención de la condición en momentos de angustia y desesperación.

En opinión de la licenciada Gisela Ayala Téllez, directora ejecutiva de la Federación Mexicana de Diabetes, A.C. (FMD), el estrés físico o emocional es una reacción normal y adaptativa. “Cuando lo manifestamos, el cuerpo se prepara para actuar: se empiezan a segregar diferentes sustancias (adrenalina y cortisol) las cuales preparan al cuerpo para actuar ante un evento amenazante. El problema con las personas que viven con diabetes tipo 2 es que, estas hormonas cuya producción se incrementa como respuesta al estrés, disminuyen la acción de la insulina”.

Si los niveles de glucosa en sangre se mantienen elevados de manera frecuente y en un periodo mediano a largo de tiempo pueden generar complicaciones macro y microvasculares. Una respuesta común en una persona con diabetes tipo 2 es el incremento de niveles de glucosa en sangre, pero también puede presentarse lo contrario; es decir, que éstos bajen presentando entonces hipoglucemia, la cual se puede ocurrir por pasar largos periodos de tiempo sin alimento, poco apego al tratamiento o debido a que los pacientes sufren algún problema en sus riñones, por lo que de no tratarse a tiempo pude provocar convulsiones, pérdida del conocimiento y muerte prematura.

En cualquiera de los casos, la directora ejecutiva de la FMD señaló la necesidad de que los pacientes tengan un adecuado control con dieta balanceada, ejercicio y medicamentos que se ajusten a sus necesidades particulares de salud, ya que esto les permitirá sobreponerse más rápido a los eventos adversos.

En este sentido, dentro del mercado de antidiabéticos orales actualmente existen fármacos de nueva generación que pueden administrarse solos o combinados con metformina; entre ellos están los inhibidores de la dipeptidil peptidasa (DPP-4) que aumentan la secreción de insulina producida por el páncreas, disminuyendo así los niveles de glucosa en sangre de manera sostenida y eficaz, además de que pueden ser administrados sin ajuste de dosis en adultos con DM2 con algún grado de deterioro de la función renal o hepática.

Otro tipo de terapias disponibles en las instituciones de salud de México son los inhibidores del co-transportador sodio-glucosa tipo 2 (SGLT2) que mejoran el control glucémico y protegen el corazón de los pacientes al bajar el riesgo de presentar  eventos cardiovasculares mayores tales como el infarto agudo al miocardio, la enfermedad de las arterias periféricas y la embolia cerebral en aquellos pacientes con diabetes tipo 2 y enfermedad cardiovascular establecida, reduciendo así la muerte por causas cardiovasculares y las hospitalizaciones por falla cardiaca.

Asimismo, la licenciada Ayala Téllez hizo hincapié en la importancia de que la persona que vive con diabetes se apegue lo más posible a su tratamiento; mantenga su rutina de cuidado respetando los horarios de alimentos; beba líquidos en abundancia, sobre todo agua; y ponga atención especial a sus pies para identificar cualquier lesión (úlceras, llagas, etcétera).

Cabe destacar que tan sólo en el mes de septiembre más de 250,000 personas perdieron su casa y fueron desplazadas sin acceso a sus documentos oficiales y medicinas necesarias tras la emergencia ocurrida por los sismos de 8.4 y 7.1 que sacudieron el centro y sur de la República Mexicana, de ahí que la también comunicadora señaló la relevancia de hacer un plan familiar de emergencias que les permita tomar decisiones asertivas en caso de verse inmersos en una situación de riesgo.

Explicó que dentro de este plan de emergencias es fundamental que, además de la mochila de supervivencia, se cuente con un kit especial para que el paciente pueda continuar su tratamiento. En éste se recomienda incluir:

-Una tarjeta de identificación que incluya nombre completo, edad, tipo de diabetes, grupo sanguíneo, condiciones médicas como alergias o cirugías e información del médico tratante.

-Lista de medicamentos completos (antidiabéticos orales, insulinas y jeringas, entre otros) y reserva para 30 días.

-Resultados de estudios de laboratorio recientes.

-Medidor de glucosa e insumos necesarios para la medición.

-Un botiquín de primeros auxilios.

-Suministro de agua embotellada y alimentos no perecederos para un mes.

“Estos elementos facilitarán su identidad y le harán ganar tiempo en lo que los brigadistas realizan las labores de rescate, evacuación o cualquier actividad para poner a salvo a la población”, agregó. Finalmente, la directora ejecutiva de la FMD resaltó la importancia de que en una situación de riesgo el paciente y sus familiares guarden la calma y, en caso de ser necesario, busquen ayuda psicológica para superar el trauma. “Buscar apoyo de amigos y familiares es fundamental para volver de nuevo a la normalidad y, aunque no se puede predecir cuándo surgirá un evento catastrófico, sí es posible estar preparados y siempre atentos a las recomendaciones de las autoridades”, concluyó.

Publicado en Viviendo con diabetes

0
0
0
s2sdefault