Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses

Consejos para mejorar la vida sexual cuando se vive con diabetes

La diabetes no controlada impacta en muchos aspectos a las personas, sobre todo en su vida sexual, debido a que detona algunos problemas como resequedad vaginal, disfunción eréctil, anorgasmia y dolor durante el coito; sin embargo, con un tratamiento adecuado y algunas medidas se puede disfrutar al máximo la sexualidad.

1.- Caricias. Los pacientes con diabetes pueden recuperar su vida sexual con ayuda de las caricias. Aunque no exista la penetración, los besos y las caricias de la pareja le ayudarán a despertar las zonas erógenas de su cuerpo.

2.- Lubricantes. Estos productos son de gran ayuda para las pacientes que retoman su vida sexual y que tienen problema de resequedad vaginal. Con ellos se previene la irritación y el dolor.

3.- Ejercicio. Las actividades físicas mejoran la circulación sanguínea, lo que ayuda a superar las disfunciones sexuales. Además, gracias a la liberación de endorfinas se incrementa la autoestima y disminuye la depresión en los pacientes con diabetes.

4.- Tratamiento. Pregúntale a tu médico si entre los medicamentos se encuentra alguno que afecta tu vida sexual, de ser así pregunta por algunas opciones para sustituirlo. Un buen control deriva en una sexualidad placentera.

5.- Inyección. De acuerdo con la Fundación Mexicana de Diabetes, existe una inyección con una aguja muy fina, que ayuda a introducir un medicamento en la base o a un lado del pene, que aumenta el flujo de sangre para generar una erección con una duración de una hora.

No olvides que la higiene es vital en los pacientes con diabetes, para prevenir infecciones vaginales y urinarias que impacten en su vida sexual. Recuerda tener un glucómetro cerca para vigilar los niveles de glucosa en la sangre. También es indispensable el apoyo de la pareja, quien ayudará a superar la enfermedad y a favorecer una mejor calidad de vida a través de la comunicación, la confianza y el respeto mutuo.

Fuente: Salud180 / Consuelo Hernández

Publicado en Viviendo con diabetes

0
0
0
s2sdefault