Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses

Si tienes diabetes aprende a comer de manera sana

Es verdad que cuando se vive con diabetes deben adoptarse hábitos saludables en el estilo de vida que en muchas ocasiones, en lugar de percibirse como una oportunidad para mejorar, se visualizan como una carga o una tarea inalcanzable. Esto aplica indiscutiblemente al momento de reestructurar la alimentación, ya que significa un cambio permanente que, en la mayoría de los casos, se encuentra rodeado de mitos y limitaciones.

Es importante resaltar que no existe una dieta universal o específica “para personas con diabetes” ni una receta mágica para mantener en estricto control continuo los niveles de azúcar, sino que es el conjunto de las acciones que se realizan día a día lo que conlleva a un equilibrio en la glucosa sanguínea.

La alimentación es un pilar en el tratamiento de la diabetes y, por lo tanto, las estrategias para realizar la adopción de hábitos saludables deben ir acompañadas de educación en el tema para que quien esté decidido a actuar, pueda tener la información correcta y conozca cómo hacerlo de forma autónoma cuando ya cuente con práctica y bases construidas junto a su nutriólogo y educador en diabetes.

Por lo tanto, la educación en diabetes y en este caso en alimentación, brinda herramientas para fomentar la autonomía de quien vive con la enfermedad para mantener en control los niveles de glucosa a través de estrategias personalizadas a las habilidades y conocimientos de cada interesado. Si vives con diabetes, existen aspectos básicos que debes conocer sobre la alimentación para ayudarte a mantener el control de tu glucosa sanguínea entendiendo cómo se comportan los alimentos dentro del cuerpo según su contenido de nutrimentos y todos los aspectos relacionados. Los principales temas a aprender son:
-Grupos de alimentos
-Herramientas de orientación
-Raciones de alimentos más comunes
-Lectura de etiquetas

Grupos de alimentos y nutrimentos
El aprender los diferentes grupos de alimentos ayuda a comprender cuáles contienen cada uno de los macronutrimentos (carbohidratos, proteínas y grasas) y cómo impactan en el control de la diabetes, así como los intercambios que se pueden realizar entre comestibles de un mismo grupo para fomentar la variación de la dieta. Existen ocho grupos de alimentos, clasificados de esta forma de acuerdo a su contenido de macronutrimentos:
-Verduras
-Frutas
-Cereales y tubérculos
-Leguminosas
-Lácteos
-Productos de origen animal
-Aceites y grasas

Azúcares
Los alimentos que tienen carbohidratos son las frutas, los cereales y los tubérculos, las leguminosas y los lácteos. Las verduras contienen carbohidratos en una menor proporción, por lo que no son equiparables a los grupos anteriores. Sin embargo, sí deben tenerse en cuenta sobre todo cuando se consume zanahoria, betabel o chícharos porque su contenido de carbohidratos es mayor que el resto del grupo.

Es importante resaltar que a pesar de que los productos de origen animal, los aceites y las grasas no contienen carbohidratos, deben consumirse con moderación y procurar elegir opciones magras para reducir el riesgo cardiovascular por su contenido de lípidos. Una vez que se sabe cuáles alimentos impactan en los niveles de glucosa, quien padece diabetes puede estructurar de una mejor manera sus tiempos de comida, equilibrando el contenido de carbohidratos en cada uno de ellos y, en niveles más avanzados, realizando intercambios por medio del conteo de carbohidratos.

Herramientas de orientación alimentaria
Conocerlas permite realizar aproximaciones sobre las porciones y grupos de alimentos que es adecuado integrar por tiempo de comida:
-Palma de mano
-Taza medidora
-Utensilios de uso común: pelotas, baraja, pieza de dominó, entre otras.

Plato ejemplar
Utilizando herramientas de uso común, la taza medidora y la palma de la mano se pueden calcular de manera aproximada las porciones de los alimentos de acuerdo al plan de alimentación calculado por el nutriólogo sin necesidad de utilizar la báscula. Estos métodos son de gran utilidad en la vida diaria y al realizar comidas fuera de casa, ya que evitan la dependencia a la báscula fomentando que el paciente con la práctica aprenda a reconocer las porciones de forma visual. El método del plato ejemplar de la Asociación Americana de Diabetes brinda una recomendación general para aquellos que no tienen un plan de alimentación calculado de manera personalizada, para pacientes de la tercera edad o en comidas fuera de casa.

El plato debe medir 23 centímetros de diámetro
La mitad del plato debe corresponder a alimentos del grupo de las verduras en cualquier tipo de preparación, exceptuando aquellas en las que se adicione grasa o altas cantidades de sodio. En caso de preparar una sopa de verduras, se debe mantener la porción de los otros 2 grupos. Este grupo debe ser abundante en cada una de las comidas principales porque brinda vitaminas, minerales y fibra con la ventaja de aportar una cantidad reducida de calorías y carbohidratos.

Un cuarto del plato debe corresponder a alimentos del grupo de los cereales y tubérculos, esto incluye sopa de pasta o arroz, tortilla, papa, elote, pan y cualquier otro derivado de los cereales. Esto quiere decir, que si se comen dos alimentos de este grupo en el mismo tiempo de comida (ejemplo: arroz y tortilla), la ración de cada uno debe ser menor. La importancia de consumir alimentos de este grupo, radica en que estos alimentos contienen carbohidratos que nos servirán para obtener energía pero por la misma razón, deben moderarse ya que impactan en la glucemia.

El último cuarto del plato debe corresponder a los alimentos del grupo de productos de origen animal como son la carne de res, pollo, cerdo, pescado, el huevo o los quesos bajos en grasa como el panela, el fresco o el cottage. El consumo de estos alimentos provee las proteínas que el cuerpo necesita; sin embargo, vienen acompañados de grasa por lo que se deben elegir opciones magras. Se puede agregar un vaso (240ml) o yogurt descremado y sin azúcar, o una porción de fruta según los gramos de carbohidratos consumidos y de los requerimientos propios.

Raciones de alimentos
Es de gran importancia conocer las que generalmente se consumen, pues de esta forma se puede aproximar el consumo de cada uno de los nutrimentos por tiempo de comida. No es necesario aprenderse todas las tablas de alimentos, simplemente conocer las raciones de los alimentos de frecuente consumo y los intercambios posibles.

Lectura de etiquetas de alimentos industrializados
De igual forma, es importe saber leer las etiquetas de los alimentos industrializados, ya que en el mundo actual es común enfrentarse con la dificultad de no conocer si lo que está por consumirse es bueno para la salud, si es necesario hacer un intercambio o cómo reemplazarlo. Conocer conceptos como “Tamaño de la porción” y “Porciones por empaque” es básico para calcular el total de lo que se va a consumir además de la recomendación para cada uno de los macro y micro nutrimentos. ¡Acércate a un Educador en Diabetes!

Fuente: DiabeTv / LN EDC Valeria Szymanski Curiel

Publicado en Nutrición y Ejercicio

Número de visitas: 1066

0
0
0
s2sdefault