Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses
Vive con diabetes

Nopal, el vegetal purificante que no puede faltar en la dieta

Jornadas largas de trabajo —que implican comer lo que sea fuera de casa— acompañadas de escasa actividad física y altos niveles de estrés, es común que el organismo sufra desajustes. ¿Cómo cuáles?, incremento en los niveles de colesterol, azúcar y grasa. Lo ideal es evitar riesgos y procurar, en la medida de lo posible, cambiar los hábitos realizando ejercicio y comiendo alimentos más naturales, entre los que no puede faltar uno de los vegetales con más propiedades nutritivas: el nopal.

Sus propiedades
Fundamental en la alimentación de la población prehispánica y símbolo de mexicanidad, el nopal es reconocido en todo el mundo por sus múltiples propiedades nutricionales y curativas que lo convierten en un manjar muy saludable. Por si fuera poco, es la base para fabricar pigmentos y cientos de productos cosméticos.

Esta planta pertenece al género opuntia de la familia de las cactáceas, y se caracteriza por tener tallos planos o pencas en forma de paleta cubiertos de pequeños agrupamientos de pelos rígidos llamados gloquidios y, por lo general, también de espinas.

Beneficios nutricionales
El nopal se ha utilizado durante siglos con fines terapéuticos, por lo que ha sido objeto de numerosas investigaciones. Este hecho ha redundado en que sea valorado como una rica fuente natural de fibra, calcio, betacaroteno (vitamina A proveniente del reino vegetal) y por contener 17 aminoácidos (principales constituyentes de las proteínas), entre los cuales se incluyen los denominados esenciales, como el triptófano, la valina y la lisina.

Bondades a la salud
En este contexto, vale la pena señalar que las culturas prehispánicas le dieron una gran importancia al uso medicinal de este cactáceo, pues lo mismo se utilizaban las semillas de la tuna para aminorar el flujo menstrual, que el mucílago (baba) para proporcionar "calor" a los riñones y tratar los labios y las manos resecos.

Su jugo era de gran aprecio para eliminar la fiebre, mientras que la tuna se consideraba ideal para combatir el exceso de bilis (secreción del hígado, de color dorado, ligeramente verdoso, cuya función principal es colaborar en la absorción de las grasas).

Asimismo, la pulpa de la tuna era muy eficaz contra la diarrea, y las pencas asadas se usaban como cataplasma (para mitigar el dolor y la inflamación en casos de quemadura), mientras que la raíz era sumamente útil para el tratamiento de hernia, hígado irritado, úlceras estomacales y erisipela (infección en la piel que se manifiesta con lesiones en forma de placas rojas, fiebre alta y escalofríos). Pero eso no es todo, ya que una pequeña plasta curaba el dolor de muelas, mientras que las espinas eran usadas en la limpieza de infecciones.

Acción purificante
Si bien es cierto que nuestros antepasados eran científicos empíricos (basados en la experiencia), también lo es que la mayoría de sus conocimientos han sido ratificados por la ciencia actual, la cual ha establecido sinnúmero de aplicaciones al mexicanísimo nopal.

Es un hecho que esta planta mejora el metabolismo (proceso mediante el que se aprovechan los nutrientes) y equilibra el sistema digestivo, además de que es excelente para reducir el azúcar en la sangre y, consecuentemente, disminuir los niveles de triglicéridos y colesterol (dos de las grasas más comunes en el organismo humano).

Del mismo modo, el nopal proporciona gran cantidad de minerales y actúa como inmejorable fibra natural, lo que lo convierte en un efectivo complemento alimenticio para el control de peso.

Efectos en enfermedades
De forma sencilla, se pueden establecer los efectos benéficos del nopal en diversos padecimientos:
Arteriosclerosis. La acción de los aminoácidos y de la fibra, así como el poder antioxidante (combate a los radicales libres, moléculas que rompen con el equilibrio celular del organismo) de las vitaminas A y C, reduce la probabilidad de daño a las paredes de los vasos sanguíneos y la formación de placas grasas. Vale recordar que la arteriosclerosis es el término que se utiliza para designar varias enfermedades en las que se produce engrosamiento y pérdida de elasticidad en las paredes arteriales; dentro de éstas, la denominada aterosclerosis es la más importante y frecuente.

Obesidad. Su fibra se expande en el estómago creando sensación de satisfacción, lo que simultáneamente ayuda a combatir problemas de estreñimiento; por su parte, la proteína vegetal del nopal ayuda a disminuir la celulitis y la retención de líquidos.

Hiperglicemia. Numerosos estudios señalan que estabiliza y regula el azúcar en la sangre y reduce significativamente los niveles de grasas.

Hiperlipidemia. Los aminoácidos del nopal, fibra y vitamina B3 (también conocida como niacina, ácido nicotínico o niacinamida) reducen el colesterol total y los triglicéridos, lo cual es una medida preventiva para evitar el riesgo de sufrir enfermedades cardiacas. Asimismo, participan en el mantenimiento de las células, la formación de transmisores nerviosos y la producción de hormonas sexuales e insulina.

Úlceras gástricas. Las fibras vegetales del nopal controlan el exceso de producción de ácido gástrico y protegen la mucosa del estómago y los intestinos.

Digestión. Las vitaminas naturalmente disponibles en el nopal, como la B1, la B2, la B3 y la C, además de minerales como el calcio, el magnesio, el sodio, el potasio y el hierro, colaboran en la desintoxicación del organismo en general. Su poder antioxidante brinda adecuada protección ante las toxinas del medio ambiente y aminora los efectos perjudiciales al fumar o beber alcohol.

El nopal también es excelente para mantener la estabilidad del sistema nervioso, por lo que se puede afirmar que su consumo frecuente beneficia al cuerpo en forma global. Seguramente los científicos seguirán investigando las propiedades de esta maravillosa planta mexicana, pero lo que se sabe sobre ella hoy día es más que suficiente para incluirla en la dieta diaria.

Publicado en Nutrición y Ejercicio

0
0
0
s2sdefault