Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses
Vive con diabetes

Sobrevive a la cena de Navidad y fin de año

No importa si se tiene Diabetes o no, para la mayoría de las personas, la cena de Navidad y Año Nuevo pueden significar un peligro para la salud ya que hay comida y bebida en exceso. De hecho, después de diciembre, se puede llegar a observar un incremento de 2 a 3 kilos, en ¡tan solo un mes! Es por ello que es tan importante que todos cuidemos lo que comemos y bebemos en estas fiestas, al final es mucho más fácil aumentar de peso, que bajarlo y también es mucho más fácil mantener un buen control de la Diabetes a arriesgarnos y tener que extremar medidas en enero.

Cena de Navidad y Año Nuevo

Los expertos en salud afirman que uno puede disfrutar de las fiestas de Año Nuevo y de las comidas especiales, sin comer en exceso, aumentar de peso o descontrolar la Diabetes.. "No hay nada de malo con complacerse, pero no significa que haya que aumentar de peso", señaló Karen Ansel, vocera de la Asociación Americana de Dietética (American Dietetic Association, ADA). "No es la época para intentar perder peso. Pero hay distintos grados de indulgencia".

No debes perder de vista que, en diciembre, los casos de atención en urgencias a personas con Diabetes se disparan pues es una época en donde los pacientes suelen dejar los medicamentos y darse la licencia de comer mucho y de todo, pero aumentar de peso en las fiestas de fin de año y luego trabajar arduamente para perderlo de nuevo no es bueno para el cuerpo de una persona, ya que esto altera tu metabolismo y también hace mucho más difícil que vuelvas al camino del control de la glucosa.

Para prevenir lo anterior te recomendamos:

Seguir tu mismo horario de comidas en la época navideña y de fin de año, ya que esto ayuda a que comas en cantidades normales. No te mates de hambre durante el día esperando esa fiesta de la noche, porque entonces te darás un atracón o comerás en exceso.

Come sólo los alimentos que realmente disfrutas y en cantidades pequeñas. Por ejemplo, si te encantan las galletas de Navidad, come algunas, pero no comas alimentos que puedes comer en cualquier otra época del año.

También cuida lo que tomas. Las bebidas alcohólicas, sobre todo las que son sofisticadas y propias de la época, tienden a tener muchas calorías, lo que no ayuda a tu peso ni a tu Diabetes, ya que demasiado azúcar eleva tus niveles de glucosa en sangre. Además, si  tomas demasiado puedes olvidarte de lo que comes y excederte en alimentos. Por último, embriagarte causará una baja brusca de glucosa en sangre, lo que te pone en un serio peligro.

Come muchas verduras, antes del plato fuerte.

Si tu comida favorita tiene muchas calorías, asegúrate de minimizar la porción. Dos bocados calman el deseo y no te harán daño.

Mantén las porciones pequeñas. Recuerda que una porción de carne debe ser del tamaño de un teléfono celular o una baraja. Una porción de carbohidratos, como el puré de papas o el pan, debe ser más o menos del tamaño de su puño.

Después de una gran comida festiva, no te dejes caer en un sillón o el sofá. Sal a caminar o participa en alguna actividad que ayude a quemar algunas de las calorías que acabas de ingerir.

Algo bien importante es que digas NO a lo que te ofrecen tus familiares, sobre todo comida o bebida, no te sientas comprometido, tú eres diferente porque cuidas tu salud, no pierdas eso de vista.

Fuente: Diabetes Bienestar y Salud

 

Publicado en Nutrición y Ejercicio

0
0
0
s2sdefault