Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses

Cocinar los alimentos con agua reduce el riesgo de diabetes

Un cambio sencillo en nuestros hábitos, como puede ser modificar la forma en que cocinamos los alimentos, puede prevenir la diabetes, como asegura un estudio llevado a cabo por investigadores de la Escuela Icahn de Medicina del Monte Sinaí, de Nueva York. Según los resultados del mismo, utilizar técnicas culinarias como cocinar al vapor, hervir, o guisar, reduce las probabilidades de sufrir diabetes tipo 2 en pacientes que presentan riesgo previo de padecerla.

Freír los alimentos, cocinarlos al horno, o hacerlos a la parrilla, hace que liberen una sustancia que es conocida por la resistencia que muestra ante la insulina

Esta investigación es la continuación de un artículo de 2014 publicado en la revista Proceedings de la National Academy of Sciences (NAS). Entonces, los científicos dirigidos por la doctora Helen Vlassara confirmaron que los altos niveles de productos finales de glicación avanzada (PFGA) en el cuerpo pueden causar prediabetes, que se caracteriza por un aumento de resistencia a la insulina, así como cambios en el cerebro similares a la enfermedad de Alzheimer.

Para la investigación, los expertos partieron de una base conocida: preparar los alimentos friéndolos, cocinarlos al horno, o hacerlos a la parrilla, hace que liberen PFGA, que es conocida por la resistencia que muestra ante la insulina (además de por su relación con el estrés y la inflamación de las células del cuerpo), lo que provocaría que el superávit de azúcar persistiera en el torrente sanguíneo, con los riesgos para la salud que ello conlleva.

A partir de ese precepto, los investigadores seleccionaron a 100 voluntarios (todos ellos mayores de 50 años, con riesgo de padecer diabetes, y ya aquejados de alguna dolencia relacionada como hipertensión, triglicéridos, o los altos ratios de azúcar en sangre en ayuno) y los dividieron de forma aleatoria en dos grupos. Al primero de ellos se le pidió que priorizara cocinar los alimentos con agua durante un año, es decir, que los hirviesen, los cocinasen al vapor, o los guisasen. Al segundo, por el contrario, se le dio la instrucción de cocinar los alimentos con los modos menos recomendables.

Con los resultados en la mano, los expertos del centro neoyorquino constataron que los voluntarios del primer grupo presentaban tras el estudio una menor resistencia a la insulina. Además, habiendo perdido peso, y sin que se constataran efectos secundarios dignos de mención, también presentaban niveles más satisfactorios en las variables de inflamación y signos de estrés en las células.

En virtud de todo ello, los investigadores consideran probable la existencia de una relación causa-efecto entre la forma de cocinar y el riesgo de diabetes, aunque apuntan a la necesidad de corroborar los datos obtenidos en esta pionera investigación, a través de nuevos estudios a mayor escala, y valorando otras variables que puedan influir en los resultados.

Fuente: Web Consultas

 

Publicado en Nutrición y Ejercicio

0
0
0
s2sdefault