Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses

Conoce cuáles son las grasas que protegen el corazón

Aunque siempre estén señaladas como disparadoras de los factores de riesgos para la salud, la familia de las grasas tiene integrantes dignos de recomendar.

Dentro de este grupo están los omega 3, ácidos grasos esenciales poliinsaturados, que el cuerpo no genera por sí mismo y entonces, es necesario ingerir.

La gran ventaja es que resultan beneficiosos para el corazón tanto en personas sanas como en aquellas con alto riesgo cardiovascular o que presentan una enfermedad de este tipo.

Y, si bien todavía se estudia la manera en que actúan, están comprobados los siguientes beneficios:

- reducen el riesgo de arritmias

- reducen los niveles de triglicéridos

- retardan el proceso de acumulación de placas grasas en las arterias.

Además, al tener un inigualable poder antiinflamatorio, brindan buenos resultados en otras afecciones, como reuma, celulitis, artritis o lumbalgia, entre otras.

¿Dónde se encuentra?

El omega 3 está presente en distintos alimentos. Entre ellos:

- frutos secos: especialmente, almendras y pistacho

- semillas de chía y lino: que pueden consumirse previamente activadas (triturándolas en un mortero) o en aceites.

- pescados azules: son aquellos con más contenido de grasas y que se alimentan de plancton. Algunos ejemplos: el salmón, el bacalao, el arenque y el atún. La recomendación es consumirlos esporádicamente, por los efectos adversos de la contaminación de metales pesados que existe en el mar.

- Mariscos: aunque contienen altas dosis de este ácido graso, también se aconseja ingerirlos en forma espaciada.

Para potenciar sus efectos, lo mejor es incorporar al mismo tiempo a la dieta omega 9, presente en la palta y el aceite de oliva.

Un plan diario para aprovechar sus beneficios

El secreto es consumirlos todos los días, con continuidad durante por lo menos 21 días. ¿Cómo incorporarlos?  Acá te mostramos un plan posible:

- En el desayuno: con un puñado de almendras o pistachos.

- En el almuerzo: con una cucharada de aceite de oliva en la ensalada.

- En la merienda: se puede optar por un yogur  o un pan casero de harina integral con semillas de lino activadas.

- En la cena: incorporar a la preparación elegida una cucharada aceite de chía y una palta.

Hay que tener en cuenta que las medidas de cada alimento son pequeñas. También existen cápsulas de aceite de pescado que permiten aprovechar estas propiedades.

 

Fuente: Clarín

Publicado en Nutrición y Ejercicio

Número de visitas: 1039

0
0
0
s2sdefault