Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses

El consumo de café y la diabetes

El café es una bebida muy popular consumida a diario por millones de personas en todo el mundo. Se dice que se originó en la provincia Etíope de Kaffa, donde los esclavos consumían las semillas de los árboles a menudo durante el trabajo. Con el tiempo a través del comercio, abrió camino en Yemen y Arabia y rápidamente se convirtió en un producto muy codiciado.

La investigación sobre el café ha llegado a conclusiones paradójicas cuando se enfocan sus efectos en los individuos diabéticos, pre-diabéticos o personas sin diabetes. Desafortunadamente no se ha logrado un consenso en relación a su utilidad para la salud en cada uno de estos casos.

En un estudio, por ejemplo, se encontró que el café, al menos en periodos de uso de corto plazo, puede reducir la sensibilidad a la insulina y aumentar los niveles de glucosa en la sangre. Sin embargo, otras investigaciones han demostrado que cuando es bebido con frecuencia durante un largo periodo de tiempo, puede ejercer un efecto contrario: produce una mayor sensibilidad a la insulina y ayuda a controlar los niveles de glicemia.

Los estudios clínicos que se han enfocado en la cantidad de consumo de café y sus potenciales beneficios sugieren que la cantidad oscila entre 3 y 6 tazas por día. Estas cantidades resultan exageradas y abren la duda frente a efectos secundarios en otras funciones corporales diferentes a las relacionadas con el manejo de la glicemia, como el sistema cardiovascular y renal. En cualquier caso, sí parece haber una fuerte correlación entre la frecuencia de beber café y la reducción del riesgo de diabetes tipo 2 en personas NO diabéticas.

A pesar de todo lo que se ha escrito, científicamente hablando, los efectos de esta bebida siguen siendo desconocidos en muchos aspectos, y en el caso particular de las personas con diabetes es recomendable limitar su consumo y buscar bebidas alternativas.

El té por ejemplo (en particular: verde, negro, oolong o té azul) es una bebida estudiada más a fondo que también reduce el riesgo de diabetes tipo 2 y tiene numerosos beneficios para la salud, sin ningún efecto negativo para el caso de quien ya tiene diabetes. Si tienes el padecimiento, sigue disfrutando del café de la mañana y limita su ingesta en el resto del día.

Fuente: DiabeTv

Publicado en Nutrición y Ejercicio Visto: 2147

Número de visitas: 2147

0
0
0
s2sdefault