Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses

El deporte contra la diabetes

La diabetes es una de las enfermedades crónicas más frecuentes de nuestra sociedad y afecta a todas las edades. Gracias a la práctica deportiva, se puede ayudar a combatir esta enfermedad.

 

La diabetes es el nombre genérico de un grupo de trastornos metabólicos que se caracterizan por un aumento de la concentración de glucosa en el páncreas y por una eliminación excesiva de orina, entre otros aspectos. Quien la padece, en los diferentes tipos que existen, debe afrontar a unos efectos y un control que requieren un cambio de hábitos en la vida de la persona. Sin embargo, hoy en día los diabéticos pueden llevar una vida casi normal gracias a los avances en la medicación y en el control de la nutrición, y también gracias a la práctica deportiva, pues resulta muy beneficiosa y acaba formando parte del mismo tratamiento.

Práctica beneficiosa

Antiguamente, mucho antes del descubrimiento de la insulina en 1922, muchos médicos consideraban que el deporte era muy recomendable para tratar esta enfermedad. De hecho, se pensaba que el ejercicio físico era el único remedio para paliar los efectos de la enfermedad. Gracias a la práctica deportiva, se mejora el sistema circulatorio, disminuyen los riesgos cardiovasculares, se fortalecen los huesos y los músculos, aumenta la fuerza, la resistencia y la coordinación, y la insulina desarrolla mejor su función. En este sentido, el ejercicio ayuda al cuerpo a utilizar la insulina, lo que facilita la entrada de glucosa a las células musculares. Así pues, se consigue mantener un equilibrio de glucosa en la sangre y hay una necesidad menor de medicarse.

Además, con el ejercicio se eliminan las grasas que nuestro cuerpo no necesita y se desarrollan los músculos, lo que ayuda a tener un peso adecuado ya quemar las calorías innecesarias. Todo esto ayuda a aumentar el nivel de energía del cuerpo y a lograr un mayor bienestar.

Bajo control

En principio, cualquier deporte es bueno siempre que esté bajo control. Es importante practicarlo de forma regular para que el cuerpo se acostumbre a este hábito físico. Sin embargo, el ejercicio más recomendable es el que utiliza el metabolismo aeróbico, es decir, los deportes de resistencia, como por ejemplo el atletismo, el ciclismo o la natación. La energía que se suele utilizar en este tipo de deporte es la que proviene de los hidratos de carbono y grasas, por lo tanto, resulta muy positivo quemarla.

Precauciones

Aunque el diabético, en principio, puede practicar cualquier deporte, es importante tomar todas las precauciones necesarias, ya que hay deportes que no son del todo recomendables. Si se producen desmayos por una disminución de la glucemia, las consecuencias pueden ser fatales, sobre todo si se está desarrollando una actividad de riesgo. También se deben evitar las disciplinas que conllevan riesgos de lesión vascular, como el boxeo o las artes marciales, aunque se han dado casos de grandes deportistas que han practicado dichas modalidades.

Fuente: www.fcbarcelona.cat

Publicado en Nutrición y Ejercicio

0
0
0
s2sdefault