Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses

Atleta mexicano con diabetes tipo I correrá el maratón de Boston 2015

Benjamín Madrigal, mejor conocido como Benny Madrigal, es un ejemplo de vida y superación para todos los jóvenes que desean alcanzar sus sueños a pesar de vivir con diabetes. Las batallas que el atleta mexicano ha tenido que enfrentar han valido la pena, ya que quiere ser un ejemplo para sus estudiantes e inspirar a otros jóvenes que como él viven con diabetes. 

Gracias a su talento, disciplina y autocontrol de la diabetes, Benny fue invitado a ser parte del Team Novo Nordisk, cuyos integrantes son jóvenes atletas de alto rendimiento que viven y controlan su diabetes. Benny decidió aceptar ser parte del equipo debido al mensaje positivo que estos jóvenes llevan por todo el mundo.

Como integrante del Team Novo Nordisk, Benny Madrigal ha asumido la responsabilidad de inspirar, educar y empoderar a personas que como él, han vivido un diagnóstico de diabetes, pero que están dispuestos a luchar ferozmente sus batallas hasta conseguir sus sueños.

“Nuestro reto como equipo es cambiar lo negativo de la diabetes y dirigirlo hacia un terreno positivo que ayude más personas cada vez. Mi mensaje para todos los jóvenes es que, no permitan que nada los limite que persigan sus sueños. Con esfuerzo y con una actitud positiva es posible lograr sus metas. Viviremos con diabetes toda la vida, y eso no nos va a detener”.

Así, Benny Madrigal se perfila para correr el próximo 20 de abril el maratón de Boston en su edición 2015 y se está preparando con el apoyo de su médico y bajo una gran disciplina para mantener su control glucémico. “Todas las personas con diabetes en el mundo ya son parte del Team Novo Nordisk, porque todos estamos peleando la misma batalla” concluyó Benny.

Orgullo mexicano

Tras el accidente en el que falleció su padre, la mamá de Benny decide migrar a los Estados Unidos en busca de una mejor vida. Con siete hijos que alimentar, la señora Madrigal se esfuerza al máximo para poder darles a sus hijos la vida que merecen y los educa responsablemente inculcándoles los mismos valores con los que ella fue educada en México. Conforme sus hijos crecían, Benjamín, el sexto de siete hijos, se destaca en la escuela por ser un chico con un gran talento para los deportes.

Un día mientras entrenaba en la escuela, Benny comenzó a sentirse cansado y con visión borrosa, lo cual le pareció extraño puesto que siempre había sido un chico con hábitos saludables. No le dio importancia ya que estaba próximo a correr un maratón. Sin embargo, esto le siguió ocurriendo hasta que decidió acudir con un médico que en aquel momento subestimó sus síntomas, diciéndole que sólo se sentía cansado y que debía abandonar el alcohol, lo cual le pareció absurdo ya que él nunca había bebido. Ahí empezó una larga travesía para Benny y su familia, pues a sus 22 años la salud del joven atleta estaba mermando y no había una razón aparente. Hasta que finalmente, después de practicarle diversos estudios un especialista le confirmó su diagnóstico: diabetes tipo I.

Para un joven como Benny, destacado en la escuela y en los deportes, el diagnóstico de diabetes pudo haber sido devastador, pero a pesar de no conocer a fondo las causas de este padecimiento, volcó todas sus energías en continuar siendo uno de los mejores en la escuela, corría maratones, continuó su carrera y siempre se mantuvo fuerte y responsable ante la diabetes. Su fórmula: nutrición, ejercicio y ser positivo.

Benjamín concluyó sus estudios universitarios y actualmente es maestro de matemáticas en una secundaría. Orgulloso de sus raíces mexicanas, impartió clases de baile regional a sus alumnos.

Actualmente cursa una maestría en educación especial. Y ante el diagnóstico de diabetes, Benny siempre ha dicho, “mi cuerpo un poco diferente al de los demás, monitoreo mis niveles de glucosa todo el tiempo, los problemas de visión han desaparecido; la diabetes no debe ser un impedimento en la vida de nadie”.

Desde entonces Benny es un joven más fuerte y decidido a no permitir que la diabetes sea una barrera en su carrera deportiva. “A nadie le gusta aceptar que tiene diabetes, debido a que nuestra cultura tiende a la preocupación y a la culpa y esto impide que los pacientes logren controlar su enfermedad y lleven una vida normal”, comenta el atleta.

“Me gusta ser positivo y encontrar una solución a todos los problemas, creo que por eso soy maestro de matemáticas. Reconozco y asumo que siempre voy a administrarme insulina, pero eso también es parte de la solución. Los médicos y la familia son un gran apoyo; sin embargo, la fuerza y las metas deben provenir uno mismo, no es válido dejar toda la responsabilidad a los demás sobre el cuidado de nuestro padecimiento”.

Publicado en Nutrición y Ejercicio

Número de visitas: 1932

0
0
0
s2sdefault