Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses

2018-08-17

¿Cómo se descubrió la insulina?

En 1991, la Organización Mundial de la Salud (OMS), estableció el 14 de noviembre como el Día Mundial de la Diabetes para concienciar sobre la enfermedad y para honrar al médico Frederick Banting, quien mejoró la calidad de vida de los pacientes.

Gracias a sus investigaciones sobre la secreción del páncreas en pacientes con diabetes, Banting logró descubrir la hormona insulina y en consecuencia, salvar miles de vidas.

Para este hallazgo, Banting contó con la colaboración del médico Charles Best, quien nunca imaginó que esa unión le permitiría compartir un Nobel con uno de los médicos más influyentes del mundo.
La historia de Frederick Banting

Banting nació el 14 de noviembre de 1891 en Alliston, Ontario, razón por la que se eligió a esta fecha como el día de la conmemoración.

En un comienzo, Banting estudiaba teología en la Universidad de Toronto, pero lo abandonó para enfocarse en otra de sus pasiones: la medicina.

Después de obtener su título, se unió al cuerpo médico de ejército de Canadá y sirvió en Francia durante la Primera Guerra Mundial. Fue en ese periodo cuando aun herido por un ataque, atendió incesantemente a su batallón durante 17 horas, por lo que se le otorgó la exclusiva Cruz Militar.
El descubrimiento de la insulina

Tras finalizar la guerra, regresó a su hogar y continuó ejerciendo como médico en Ontario y Toronto.

Cuando retomó sus actividades, comenzó a interesarse por el estudio de la diabetes y su relación con el páncreas.

Frederick sabía que la diabetes era causada por la deficiencia de una hormona segregada en el páncreas, la cual nadie había podido aislar.

En 1921, Banting le presentó teorías sobre cómo identificar la hormona al profesor John Macleod, de la Universidad de Toronto, quien a pesar de no estar totalmente convencido, le prestó un pequeño laboratorio con 10 perros para experimentar y le proporcionó un asistente: Charles Best.

Sus experimentos comenzaron con la extirpación del páncreas de algunos perros, lo que le permitió comprobar que los animales incrementaban su nivel de azúcar en la sangre y comenzaban a beber mucha agua, además de que estaban debilitados, pues habían desarrollado diabetes.

Posteriormente, mezcló otro páncreas con aguas y sales, lo congeló y filtró. De esta manera, logró aislar la hormona a la cual nombró como isletin.

La isletin fue inyectada en un perro con diabetes y tras analizarlos, Banting y Best observaron que los niveles de la glucosa se redujeron considerablemente, además de que el animal recuperó su vigor y fuerza. Tras aplicar varias inyecciones, los síntomas del perro desaparecieron.

Los resultados impresionaron a Macleod y fue él quien sugirió que la sustancia fuera llamada insulina.

Para mejorar lasa condiciones de investigación, Banting y su asistente fueron trasladados a un mejor laboratorio y fue hasta 1922, que lograron experimentar con humanos.
El primer paciente humano

Leonard Thompson, un adolescente de 14 años que estaba a punto de morir por la diabetes, fue el primer paciente de Banting y Best.

Los científicos aplicaron la insulina y tras unos instantes, el joven recuperó las fuerzas y el apetito.

Debido al éxito con el joven, los científicos comenzaron a recibir decenas de solicitudes de pacientes que deseaban participar como voluntarios. Los efectos en todos fueron igual de buenos.

La noticia se extendió por todo el mundo y años después, el Comité Nobel otorgó su prestigioso galardón a Banting y Macleod, lo que indignó fuertemente a Frederick pues consideraba que con quién debía compartir el triunfo era su asistente Charles.

Por ello, el comité decidió compartir el dinero del premio con Best, quien en esa época era sólo un estudiante de Química.
Insulina ha salvado miles de vidas

Los laboratorios comenzaron a producir a gran escala la insulina y gracias a ella, millones de personas en todo el mundo han mejorado su enfermedad.

Si bien la insulina no cura la diabetes, ha permitido mejorar muchas vidas debido a que mantiene los niveles de glucosa en la sangre por debajo de los límites.

En la actualidad, existen tres tipos de insulina: acción rápida, intermedia y prolongada. El médico será quien decida cuál es la mejor para cada paciente.

Además de su descubrimiento, Banting participó en 1930 con Wilbur R. Franks, con quien desarrolló un traje antigravedad (G-suit) que sería utilizado por los pilotos durante la segunda guerra mundial.

Este diseño fue la inspiración para crear los trajes de los astronautas.

En 1941, Banting y su colega, fallecieron en un accidente aéreo cuando viajaban a Inglaterra para robar la resistencia del traje.

Fuente: Su Médico

Publicado en Noticias e Investigación Visto: 220

Número de visitas: 220

0
0
0
s2sdefault