Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses

Un nanofármaco podría ser la solución a la obesidad y la diabetes

En un interesante avance para el tratamiento de la obesidad y la diabetes, un equipo de científicos de la Universidad de Purdue en Indiana (Estados Unidos) ha descubierto una forma de administrar un fármaco directamente a las células blancas de grasa para convertirlas en células blancas de grasa que pueden quemarse más fácilmente.

El tejido adiposo blanco o grasa blanca está asociado a la obesidad, pues este tipo de grasa se acumula en el organismo para el almacenamiento de la energía a largo plazo. Debido a que el curso de la evolución y nuestro estilo de vida nos han hecho menos activos y con malos hábitos de alimentación, tenemos menos necesidad de esa energía almacenada en la grasa blanca y, por tanto, se acumula, llevando a enfermedades metabólicas como la diabetes y la obesidad.

Por el contrario, la grasa marrón o grasa parda, es mucho más eficiente en nuestro cuerpo, pues se quema más fácilmente convirtiendo la energía en calor. Su función es quemar calorías para elevar la temperatura corporal. De ahí que muchos científicos hayan estado buscando maneras de disminuir la grasa blanca en favor de la grasa marrón. En este nuevo estudio, los expertos utilizaron la vía de señalización Notch, conocida por regular la diferenciación celular y la identidad celular.

En la señalización Notch, una célula envía una señal a una célula vecina para controlar la transcripción genética de esta y su identidad. Así, interrumpiendo esa señal en una célula progenitora destinada a convertirse en una de las células grasas blancas indeseables, conduce a la creación de grasa parda. ¿Cómo conseguirlo?

Experimento con ratones
Los expertos han utilizado por primera vez una nanopartícula polimérica de ingeniería para el suministro controlado de un inhibidor de señalización Notch directamente a las células blancas de grasa. En un modelo de ratón, la nanopartícula, hecha de un polímero aprobado por la FDA conocido como PLGA, y que contiene el fármaco Dibenzazepina, interrumpió la señalización Notch y condujo a la creación de células de grasa marrón.

"Podemos controlar la entrega de fármacos a sitios específicos en el cuerpo, en este caso las grasas malas o las células blancas de grasa. Una vez que esas partículas de ingeniería están dentro de las células de grasa, pueden liberar lentamente el fármaco en las células, limitando potencialmente las interacciones fuera del objetivo en otros tejidos del cuerpo y reduciendo la frecuencia de dosificación", aclara Meng Deng, coautor del trabajo.

Estas partículas tienen un tamaño inferior a 200 nanómetros y son fácilmente absorbidas por las células de grasa a través de un proceso llamado tráfico endocitótico. "La partícula fue recogida por la célula, como si se la hubieran comido", dijo Shihuan Kuang, coautor del estudio.

Partiendo de que las nanopartículas que contienen el fármaco se inyectan en la grasa, podría ser posible desarrollar terapias que apunten a la pérdida de grasa blanca en partes específicas del cuerpo. De hecho, en los experimentos con roedores, dirigir un depósito específico de grasa con inyecciones semanales de nanopartículas fue suficiente para producir mejoras sistémicas en tolerancia a la glucosa y sensibilidad a la insulina. Los expertos han patentado el proceso y se encuentran en la fase siguiente de pruebas de cara a comercializar la tecnología en el futuro.

Fuente: Frontera

Publicado en Noticias e Investigación

0
0
0
s2sdefault