Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses

Cultivan células humanas productoras de insulina que pueden ayudar a tratar la diabetes

Partiendo de células de piel humana, investigadores estadunidenses han creado células productoras de insulina que responden a la glucosa y corrigen los niveles de azúcar en sangre en ratones diabéticos. Este logro podría suponer el primer eslabón hacia el desarrollo de una terapia de reemplazo de células, específicas para cada paciente, capaz de tratar la diabetes tipo 1.

El equipo del doctor Nicholas Zavazava, de la Universidad de Iowa en Estados Unidos, reprogramó células de piel humanas para crear células madre pluripotentes inducidas (iPS), a las que después se indujo a formar células productoras de insulina. Cuando fueron trasplantadas en ratones diabéticos, las células secretaron insulina y redujeron los niveles de azúcar en sangre de los roedores hasta niveles normales o casi normales.

Aunque estas células no eran tan efectivas como las pancreáticas en el control de los niveles de azúcar en sangre, los resultados son un primer y alentador paso hacia el objetivo de generar células productoras de insulina que puedan ser usadas para curar potencialmente la diabetes tipo 1.

Esto sugiere la posibilidad de tratar pacientes de diabetes con sus propias células. Eso sería un avance importante, capaz de acelerar el desarrollo de tratamientos definitivos contra la enfermedad. En la diabetes tipo 1, el sistema inmunitario de una persona ataca y destruye las células beta pancreáticas que producen insulina. Aunque es posible tratar la diabetes tipo 1 con trasplantes de páncreas de donantes fallecidos, la demanda de trasplantes excede de largo la disponibilidad de órganos donados.

En el estudio con ratones, las células productoras de insulina fueron colocadas bajo una capa delgada de la membrana que rodea al riñón, donde se desarrollaron para formar una estructura parecida a un órgano con su propio suministro de sangre. Este nuevo “órgano” secretó insulina y corrigió gradualmente los niveles de azúcar en sangre en los ratones diabéticos a lo largo de un período de varios meses. Además, después de que los ratones pasaran a tener la cantidad normal de glucosa en la sangre, estos niveles permanecieron estables.

La referencia del trabajo, presentado públicamente a través de la revista académica Plos One, es la siguiente: Raikwar SP, Kim E-M, Sivitz WI, Allamargot C, Thedens DR, et al. (2015) Human iPS Cell-Derived Insulin Producing Cells Form Vascularized Organoids under the Kidney Capsules of Diabetic Mice. PLoS ONE 10(1): e0116582. doi:10.1371/journal.pone.0116582.

Fuente: Noticias de la Ciencia y la Tecnología

Publicado en Noticias e Investigación

0
0
0
s2sdefault