Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses
Vive con diabetes

Con larvas de mosca evitan las amputaciones a diabéticos

Una herida mal cuidada en el pie de un diabético puede provocar severas infecciones que inician, por lo general, como una callosidad. Si se complica, el pie podría sufrir una amputación, informó Juan Manuel Castañeda, jefe del servicio de Ortopedia y Traumatología del Hospital Civil.

El especialista señaló que en 2014, las guías clínicas conformadas por los reportes estadísticos de IMSS, ISSSTE y Secretaría de Salud establecieron que en México se amputaron 75 mil pies a causa de la diabetes. Además, la esperanza de vida de un paciente diabético amputado se reduce cerca de 30 por ciento y en los siguientes cinco años es probable que pierda el otro pie o incluso la vida.

Castañeda mencionó que hay 16.5 millones de diabéticos en México, de ellos, 35 por ciento lo ignora y a su vez son afectados con pie diabético. La primera manifestación del pie diabético es dejar de sentir, sus músculos funcionan menos porque el azúcar los daña y no puede apoyarse igual.

El especialista agregó que un diabético que no siente sus pies, no se cuida y deriva en padecimientos más graves. Es preocupante que sólo un tercio de los pacientes diabéticos se cuide adecuadamente, afirmó.

El doctor utiliza un tratamiento  para los pies de los diabéticos que es a base de larvas de moscas, las cuales ayudan a la recuperación, disminuyendo la probabilidad de amputación.

“Desde 2001 utilizo el tratamiento de larvas de la mosca Lucilia sericata o mosca verde, para tratar las heridas graves del pie diabético ya que esta especie se come el tejido muerto y podrido, producen una secreción que licua el tejido y lo chupan, eliminándolo del paciente”.

Las larvas desinfectan estas áreas y limpian el daño que causó la infección. Se instalan por tres o cuatro días en las heridas, las larvas son apenas perceptibles y al retirarse tienen el tamaño de un arroz inflado. El procedimiento cuesta alrededor de 800 pesos ya que se traen de Oaxaca.

Para evitar infecciones, se recomienda prestar especial atención en callos, porque el tejido muere de adentro hacia afuera y se provocan heridas que el paciente no detecta si no utiliza calcetín claro o empieza con mal olor. La piel de las personas diabéticas es más ligera y propensa a úlceras por heridas que en caso de complicarse derivan en gangrena y es causa de una amputación.

A nivel mundial, México se ubica en el sexto lugar de mayor número de personas con diabetes, de acuerdo con cifras de la Federación Internacional de la  Diabetes  (IDF, por sus siglas en inglés) lo que equivale a 12 millones de personas; 90 por ciento contarán con problemas en los pies como úlceras, mala circulación y problemas al cortarse las uñas, que puede derivar en pie diabético.

Salvó su pie con el tratamiento

Desde hace 15 años Araceli Álvarez de 50 años, padece diabetes y a causa de un callo mal cuidado, hace cinco años tuvo una herida que inició en la mitad de la planta del pie izquierdo y al infectarse se extendió hasta el dedo gordo del pie.

Al paso de seis meses, se le produjo una ampolla que le hinchaba el pie y le imposibilitaba caminar de manera adecuada y después supo era una infección como parte de pie diabético.

En una clínica de IMSS, estuvo hospitalizada en terapia intensiva y le comentaron que su pie debía amputarse. Para no perder la extremidad, decidió buscar la opinión de un doctor particular que le hizo una cirugía de limpieza que removió una parte de la infección.

Optó por utilizar la terapia con larvas de mosca Lucilia sericata y a partir de entonces la infección comenzó a disminuir: “Yo sólo quería aliviarme, que mi pie estuviera bien. Me pusieron las larvas por cuatro días y me limpiaron toda la infección. Me ayudó mucho, fue una recuperación muy tardada, pero gracias al tratamiento mi pie pudo salvarse y ya está bien”.

Para evitar el roce de su pie al contacto del zapato, Araceli utilizará una plantilla especial de por vida. Y aunque ahora se siente mejor, el padecimiento la mantuvo incapacitada por ocho meses e invirtió 200 mil pesos en recuperarse, bajó 22 kilos en tres semanas.

Araceli considera que existe desinformación sobre el pie diabético. Ahora tiene mayor conciencia en el cuidado y tratamiento de su diabetes.

Con prótesis mejoran su vida

Ricardo Robles López, presidente del Colegio de Podólogos de Jalisco, trata con ortesis padecimientos como malformaciones, amputaciones y problemas de la marcha causados por el pie diabético.

Esta técnica se trata de un dispositivo externo aplicado por fuera del cuerpo a base de silicona y que permite corregir malformaciones o ayudar al pie diabético por amputaciones. El silicón médico se trae de Suiza, Holanda y Argentina.

Las prótesis compensatorias (ortesis) son fabricadas manualmente. Previamente se realiza un estudio clínico al paciente con rayos x, imagenología y resonancias magnéticas que aportan mayores conocimientos sobre el padecimiento.

Luego el paciente se para en un podobarómetro que marca problemas de marcha, puntos de apoyo y deformación para determinar y adecuar la prótesis de silicón.

Llegan a costar de 300 a 500 pesos y se cambian periódicamente dependiendo del avance del paciente.

Encarnación Terriquez, tenía tres años cuando le cayó una puerta sobre el dedo gordo del pie izquierdo que le cortó un centímetro de la parte superior. Relata que como eran días festivos, un médico le realizó mal la cirugía dejándole el dedo invertido con la uña hacia abajo.

Desde entonces sus zapatos se deforman en esa área, debido a que el dedo le quedó curvo. Hace 20 años, ella misma elaboró una prótesis de silicón industrial que mezcló con maquillaje de varios tonos para igualarlo a su piel.  “La gente me preguntaba mucho qué me había pasado en el dedo y para no seguir con las explicaciones, me elaboré una prótesis que me pego en el dedo”.

El insecto

La mosca Lucilia sericata

• La mosca mide de 10 a 14 milímetros y es ligeramente más larga que la mosca casera.

• Tiene un color verde azulado con algunas coloraciones doradas y marcas negras.

• La mosca habita en zonas tropicales del mundo.

Ulceración

Daño severo a las extremidades

El pie diabético es una infección, ulceración o destrucción de los tejidos profundos relacionados con alteraciones neurológicas y distintos grados de enfermedad vascular periférica en las extremidades inferiores. Afecta a pacientes con diabetes mellitus que no ha sido o no está siendo correctamente tratada.

Fuente: El Informador

 

Publicado en Noticias e Investigación

0
0
0
s2sdefault