Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses

Científica en salud profundiza en bacterias que podrían causar obesidad

La flora bacteriana, que también es denominada microbiota intestinal, es el conjunto de bacterias que coexisten en el interior de cada persona para realizar funciones especializadas a nivel gastro-intestinal.

Sin embargo, a raíz de una serie de estudios en personas con sobrepeso u obesidad se descubrió que una dieta rica en carbohidratos y grasas, incrementa la existencia de unas bacterias llamadas firmicutes, las cuales habitan en la flora intestinal y tienden a desarrollar estos padecimientos que involucran a la ganancia de peso, comentó la doctora Ana Isabel Burguete García, especialista del Instituto Nacional de Salud Pública.

Debido a diversas investigaciones realizadas con humanos y ratones se ha comprobado que los firmicutes están asociados a la obesidad, puesto que en personas con obesidad existe una mayor cantidad  de estas bacterias que de otras llamadas bacteroidetes.

Con estos resultados se puede interpretar que mientras más obesa sea  la persona, mayor cantidad de firmicutes habrá en su flora intestinal, al contrario de la gente delgada, cuyo número de bacteroidetes será más elevado.

Los próximos estudios están dirigidos para estudiar cada una de las bacterias pertenecientes a las familias de los firmicutes y bacteroidetes para identificar qué bacteria condiciona a la obesidad y cuál a la delgadez, ya que hasta ahora se ha estudiado a nivel general.

“Lo ideal es que exista un balance y que no empiecen a crecer o a existir más de las bacterias que se llaman firmicutes, cuyo crecimiento  es estimulado por una dieta alta en grasas y carbohidratos, que llevan a la persona a desarrollar obesidad” dijo la investigadora.

Dentro de toda la variedad de bacterias que existen en la flora intestinal, existen otras  que tienen la función de regular el metabolismo cuando existe un incremento de glucosa en la sangre, o al momento que el cuerpo no produce la cantidad necesaria de insulina para convertir los azúcares en energía, como sucede con las personas con diabetes.

El problema que encontró Burguete García es que los firmicutes activan las vías de inflamación, de resistencia a la insulina y alteración de los lípidos o grasas, como el colesterol elevado, LDL, es por ello que se dan esas complicaciones en las personas que sufren diabetes.

La también especialista del Centro de Investigación Sobre Enfermedades Infecciosas, explicó que las bacterias tienen en su membrana una capa compuesta por grasas, azúcares y proteínas  llamados lipopolisacáridos, pero cuando una persona se alimenta con muchas grasas, esta capa llamada lipoproteína se une a las grasas y provoca en el intestino una pérdida de permeabilidad al abrirlo y expandirlo.

Cuando sucede esto, las bacterias de la microbiota salen del intestino y se van al torrente sanguíneo, causando una endotoxemia o intoxicación metabólica. Por ejemplo, cuando la bacteria sale del tracto digestivo provoca que la persona contraiga una infección lo que a su vez desencadena  fiebre e inflamación. (Agencia ID)

Publicado en Noticias e Investigación

0
0
0
s2sdefault