Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses
Vive con diabetes

Las fresas mejoran la resistencia a la insulina

Según la Asociación Americana de Diabéticos (ADA), más personas mueren cada año a causa de la diabetes que el total que mueren debido al cáncer del seno y al SIDA, juntos. Los alimentos juegan un rol importante en la vida de los diabéticos y la ADA identifica a las bayas, incluyendo a las fresas, como uno de los diez principales superalimentos para un plan de alimentación para diabetes debido a su bajo contenido de azucares y su alto contenido de vitaminas, antioxidantes y fibra vegetal.

Una nueva investigación*, publicada en la revista Molecular Nutrition & Food Nutrition Research en febrero del 2016, revela que las fresas, con antocianinas abundantes, pueden mejorar la sensibilidad a la insulina. La resistencia a la insulina (IR, por sus siglas en inglés) es el sello distintivo de síndrome metabólico y se considera como un factor de riesgo para enfermedades cardíacas y diabetes de tipo 2. Típicamente, después de una comida, el páncreas produce la cantidad de insulina apropiada para transportar la glucosa desde las vías sanguíneas hacia las células. Las personas que sufren de la IR han desarrollado una tolerancia a la insulina, así que el páncreas tiene que producir cantidades mayores de insulina para mover los azucares hacia las células. A lo largo del tiempo este proceso puede conducir al desarrollo de la diabetes tipo 2.

Mientras los mecanismos son inciertos, las antocianinas de fresa pueden alterar la señalización de insulina al nivel celular.

"Estos resultados aumentan la evidencia colectiva que el consumo de fresas puede ayudar a mejorar la acción de insulina", dice la autora del estudio y nutrióloga Britt Burton-Freeman, Ph.D., MS, Directora del Center for Nutrition Research, Institute for Food Safety and Health (IFSH) en el Illinois Institute of Technology.

Las fresas, con un contenido bajo en azucares (apenas 7 gramos), proveen una combinación única de nutrientes esenciales, fibra vegetal y fitoquímicos. Una porción de ocho fresas medianas, trae apenas 45 calorías, y aporta más vitamina C que una naranja y 140 por ciento del valor diario. Además, las fresas son una buena fuente de fibra (3 gramos), folato y potasio, junto con una variedad de fitoquímicos favorables para la salud. La investigación clínica sugiere que el consumo de una porción de 8 fresas medianas por día puede mejorar la salud cardíaca, ayudar a manejar la diabetes, apoyar la salud cerebral, y reducir el riesgo de algunos tipos de cáncer.

Fuente: Molecular Nutrition & Food Nutrition Research

Publicado en Noticias e Investigación

0
0
0
s2sdefault