Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses


( ! ) Warning: getimagesize(/home/vivecond/public_html/../images/stories/Mar16/azucar-abedul.jpg): failed to open stream: No such file or directory in /home/vivecond/public_html/plugins/content/social2s/social2s.php on line 1647
Call Stack
#TimeMemoryFunctionLocation
10.0002232896{main}( ).../index.php:0
20.04614067288JApplicationCms->execute( ).../index.php:49
30.04614067488JApplicationSite->doExecute( ).../cms.php:265
40.167414709920JApplicationSite->dispatch( ).../site.php:230
50.171115093168JComponentHelper::renderComponent( ).../site.php:191
60.172015116912JComponentHelper::executeComponent( ).../helper.php:364
70.172115148168require_once( '/home/vivecond/public_html/components/com_content/content.php' ).../helper.php:389
80.174815444272JControllerLegacy->execute( ).../content.php:39
90.174815444656ContentController->display( ).../legacy.php:709
100.201216503496JControllerLegacy->display( ).../controller.php:113
110.203616756160JCacheControllerView->get( ).../legacy.php:662
120.204116780568ContentViewArticle->display( ).../view.php:98
130.254120557056JEventDispatcher->trigger( ).../view.html.php:199
140.254220558184JEvent->update( ).../dispatcher.php:160
150.254220559104call_user_func_array:{/home/vivecond/public_html/libraries/joomla/event/event.php:70} ( ).../event.php:70
160.254220559544PlgContentSocial2s->onContentAfterDisplay( ).../event.php:70
170.254520574208PlgContentSocial2s->formatTmpl( ).../social2s.php:283
180.257120694920require_once( '/home/vivecond/public_html/plugins/content/social2s/features/opengraph.php' ).../social2s.php:839
190.257120696688PlgContentSocial2s->og_images( ).../opengraph.php:259
200.257320698216PlgContentSocial2s->og_images_tag( ).../social2s.php:1316
210.257320698688getimagesize ( ).../social2s.php:1647

Endulza y evita caries con azúcar de abedul

El azúcar tradicional, esa dulce tentación a la que pocas veces nos podemos resistir, le ha salido una competencia dura: el azúcar de abedul. Hemos oído hablar de muchos edulcorantes, como la sacarina, el aspartamo o la estevia, y la polémica que les rodea. Primero son muy buenos y luego parece que no tanto.

El azúcar de abedul es 100 por ciento natural. Su proceso es sencillo: se machaca la corteza del árbol que lleva su nombre y pasa por una serie de tratamientos para obtener el xilitol. Su apariencia es igual a la del azúcar de mesa, en versión blanca o morena. Tanto, que si ponemos un poco de ambos productos en un recipiente no sabríamos distinguirlos, hasta que lo pruebas.

El edulcorante procedente de estos árboles que crecen en Europa, especialmente en los países nórdicos, Asia, América del Norte y Norte de África, tiene un sabor más refrescante, como cuando masticas un chicle de menta y notas el subidón inicial de frescor que alegra el paladar.

Por eso pensaba que mezclado con café, que es lo primero que tomo por las mañanas, iba a saber diferente. Pero me llevé otra sorpresa. Su sabor en las infusiones, cafés, tés o zumos es igual y endulza lo mismo con una cantidad idéntica al clásico sobre de azúcar blanquilla procedente de caña o de remolacha. Su poder endulzante es tal que también se emplea en cocina y repostería.

Pero, tras la apariencia y su sabor, se acaban las semejanzas. Pasemos a la gran diferencia: el azúcar de abedul, que también se conoce como azúcar de madera, tiene importantes beneficios. Primer punto a destacar de este producto: evita la caries. Menuda sorpresa. ¿Cómo es posible esto? Se debe a que no fermenta en nuestra boca.

Por lo tanto, no puede ser digerido por las bacterias convirtiendo el azúcar en ácido, que es lo que nos produce la destrucción de los tejidos dentales. Y no sólo eso. Saba Gunes, director general de Abedulce (empresa que comercializa el azúcar de abedul en España), asegura que mucha gente lo utiliza incluso para enjuagarse la boca después de cepillarse, ya que reduce la placa dental, protege las encías, combate la gingivitis y ayuda a la remineralización del esmalte.

La revista oficial de la Asociación Dental de EU lo avala: "El azúcar de abedul ha demostrado reducir las caries en adolescentes finlandeses entre un 30% y un 60%". Además, hay más de mil 500 estudios que coinciden en que su consumo es bueno para nuestro cuerpo ya que el mismo produce entre cinco y 10 gramos al día de xilitol, es decir, que estamos muy acostumbrados a asimilarlo.

Otro de los grandes beneficios es que tiene un 40 por ciento menos de calorías y un 75 por ciento menos de hidratos de carbono que el azúcar de mesa. Una buena noticia para quienes cuidan su estado físico y corporal. Así, el azúcar de abedul lo pueden usar desde personas que quieren una alimentación sana a aquellas que hacen dieta, sin necesidad de privarse de endulzar un poco sus comidas y bebidas.

A esto se le suma que tiene siete de índice glucémico (medida en que los alimentos con hidratos de carbono elevan la glucosa en sangre) mientras que el del azúcar común alcanza el 99. Una gran diferencia. Para que nos hagamos una idea, el azúcar de madera tiene el mismo índice que una lechuga. Cuando este valor es bajo, se incrementa la sensación de saciedad, evitando también la urgente necesidad de picotear entre horas.

Y ya no sólo hablamos de cuidar la línea. Al tener un índice glucémico tan bajo, lo pueden tomar los diabéticos. Por fin, pueden disfrutar de una alternativa sin preocuparse de la temida subida de azúcar en sangre.

Algunos estudios hablan de otros muchos beneficios de este producto: refuerza el sistema inmunitario, fortalece los huesos, protege contra las enfermedades degenerativas, aumenta la producción de colágeno y es alcalinizante.

Otra de las características que se le atribuyen en Finlandia, gran consumidor de este producto, es que tiene poder antimicrobiano. Al parecer, según los folletos de Abedulce, también tiene "efectos anticándida", incrementa la "densidad ósea total" y "reduce el riesgo de infecciones del oído medio".

Por si fuera poco, el azúcar de abedul no tiene efectos nocivos, pero, como todo, hay que tomarlo con moderación, llevar una dieta sana y hacer ejercicio. La única contraindicación es que si se toma una cantidad muy alta puede llegar a tener un efecto laxante.

Sus orígenes
El azúcar de abedul puede resultarnos desconocido, pero lleva mucho tiempo entre nosotros. Fue descubierto en 1891 por Emil Fischer, un químico alemán. Pero, no se popularizó hasta la Segunda Guerra Mundial, cuando Finlandia sufría una escasez de azúcar y buscaron otros edulcorantes alternativos que pudiesen producir. Y Finlandia tenía muchos árboles de abedul.

Lleva años consumiéndose en otros países como producto para diabéticos y actualmente es el secreto mejor guardado de muchos famosos de Hollywood. Su consumo en España está despegando con timidez, aunque cada vez es más conocido por la búsqueda de sustitutos sanos del azúcar. Se puede comprar en farmacias o en parafarmacias. Y la gran pregunta: ¿cuánto cuesta? Su precio ronda los 10 euros el medio kilo. Pero, antes de llevarse las manos a la cabeza, tenga en cuenta sus propiedades, que procede del extranjero y que su elaboración es costosa.

Fuente: Lucía Núñez / elmundo.es

Publicado en Noticias e Investigación

0
0
0
s2sdefault