Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses

Un tercio de los casos de diabetes de Estados Unidos no está diagnosticado

La diabetes afecta al 14 por ciento de los estadounidenses, un aumento respecto del 10 por ciento de la década de 1990. Pero aún así, un equipo asegura que un tercio de los casos no está diagnosticado.

La pesquisa ayuda a detectar más casos, como se traduce en el crecimiento general en dos décadas, pero la población caucásica fue la más beneficiada. Más de la mitad de los casos en hispanos y asiáticos está subdiagnosticada.

"Necesitamos educar mejor a la población sobre los factores de riesgo de la diabetes, como la edad avanzada, los antecedentes familiares y la obesidad, y mejorar la pesquisa de los grupos de riesgo", dijo vía e-mail el autor principal, Andy Menke, epidemiólogo de los Sistemas Sociales y Científicos de Silver Spring, Maryland.

La Organización Mundial de la Salud estima que uno de cada nueve adultos con diabetes está diagnosticado y que la enfermedad será la séptima causa de muerte en el 2030; la mayoría convive con la diabetes tipo II.

El equipo de Menke calculó la prevalencia de la diabetes (hemoglobina A1c=6,5 por ciento o más) y la prediabetes (hemoglobina A1c=5,7-6,4 por ciento) con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (NHANES, por su nombre en inglés), que incluyó a 2781 adultos entre el 2011 y el 2012, más otros 23 mil 634 adultos en el período 1988-2010.

La prevalencia de la diabetes aumentó en la población general, pero lo hizo más pronunciadamente en las minorías. El 11 por ciento de los blancos es diabético, comparado con el 22 por ciento de los afroamericanos, el 21 por ciento de los estadounidenses asiáticos y el 23 por ciento de los hispanos.

El 51 por ciento de los asiáticos con diabetes ignoraba que convivía con la enfermedad, como ocurrió con el 49 por ciento de los hispanos diabéticos.

Otro 38 por ciento de los adultos ingresó en la categoría de prediabetes, lo que al sumarlo a la prevalencia de la diabetes, indica que más de la mitad de la población de Estados Unidos tiene diabetes o está en riesgo de padecerla.

La buena noticia es que disminuyó la cantidad de pacientes sin diagnosticar, según señalan en un comentario publicado con el estudio en JAMA los doctores William Herman y Amy Rothberg, de University of Michigan, Ann Arbor.

Ambos atribuyen el aumento de la prevalencia de la diabetes entre 1988 y el 2012 identificado en el estudio a un mejor diagnóstico. Precisan que los casos sin diagnosticar cayeron del 40 por ciento en 1988-1994 al 31 por ciento en el período 2008-2012.

Esto "demuestra un mayor conocimiento del problema de la diabetes subdiagnosticada y un aumento de la pesquisa", señalaron vía e-mail.

Para el doctor David Nathan, director del Centro de Diabetes del Hospital General de Massachusetts, Boston, y profesor de la Facultad de Medicina de Harvard, podría ser también que los nuevos casos estén comenzando a disminuir por primera vez en décadas porque cada vez más personas están aprendiendo que el estilo de vida puede favorecer la aparición de la diabetes.

En especial, más pacientes comprenden que el sobrepeso o la obesidad eleva el riesgo de desarrollar diabetes, indicó Nathan, autor de un informe sobre los avances del diagnóstico y el tratamiento que también publica JAMA.

"Los cambios de conducta, incluida la alimentación saludable y una mayor actividad física, previenen o, por lo menos, reducen la carga de la epidemia de diabetes", sostuvo Nathan.

Fuente: Lisa Rapaport / Reuters Health

Publicado en Noticias e Investigación

0
0
0
s2sdefault