Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses
Vive con diabetes

Genes que elevan la grasa abdominal aumentan el riesgo de diabetes tipo 2

Hasta ahora se hablaba de una simple "asociación" entre la aparición de grasa visceral en las personas -aquella que se acumula en el abdomen- y la posibilidad de desarrollar diabetes o problemas cardiovasculares.

Pero un nuevo estudio de investigadores del Hospital General de Massachusetts (HGM) y la Universidad de Harvard agregó evidencia contundente a esta relación que los médicos hace tiempo venían observando.

Ellos estudiaron un determinado número de variantes genéticas que ayudan a acumular grasa en el abdomen, y vieron que es altamente probable que también eleven el riesgo de infarto cardíaco y de aparición de diabetes.

Es casi como tener la confirmación de que se trata de una relación causa-efecto.

"La grasa abdominal ha sido asociada hace tiempo con la enfermedad cardíaca, pero que tuviera una relación causal era algo desconocido", explica el doctor Sekar Kathiresan, director del Centro de Medicina Genómica del HGM y profesor de Medicina de Harvard.

Esto lo lograron analizando 48 variantes genéticas que se relacionan con el depósito de grasa en el abdomen. Con esto crearon una tabla de riesgo, la cual aplicaron a las muestras genéticas de más de 400.000 individuos, las que estaban guardadas en biobancos del Reino Unido.

De esta manera, confirmaron que estos genes que acumulan grasa en el abdomen se relacionan con una mayor incidencia de diabetes tipo 2 y de problemas coronarios que pueden producir un ataque al corazón. Además, aumentan el nivel de colesterol y de la glucosa en la sangre, así como la presión arterial.

"Lo que intenta demostrar este trabajo es que existe una asociación potente entre los genes que predisponen a la obesidad central y las enfermedades metabólicas", dice la doctora Mariana Boncompte, diabetóloga de la Red de Salud UC Christus.

Información genética

En opinión de la especialista, este es uno de los pocos trabajos en que se usa información genética para fortalecer esta relación que venía observándose hace tiempo. "Y, probablemente, cada vez tendremos más de estos estudios".

Lo importante es que se confirma lo que se sospechaba: la persona con acumulación de grasa en el abdomen tiene más riesgo de tener estas enfermedades metabólicas.

"Por esto, el tratamiento no cambia, y el afectado deberá preocuparse de bajar de peso, hacer ejercicio y tratar su colesterol si lo tiene aumentado", concluye la doctora Boncompte.

"La investigación que viene podría también identificar genes cuyo objetivo sería mejorar la distribución de la grasa corporal, y con ello reducir estos riesgos", explica el doctor Connor Emdin, autor principal del trabajo e investigador del Centro para Medicina Genómica del HGM.

Fuente: economiaynegocios.cl

 

Publicado en Prevención

0
0
0
s2sdefault