Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses

Cómo tratar los síntomas del ojo seco

Uno de los motivos más frecuentes de consulta a los profesionales de la visión es el ojo seco, un trastorno de la película lagrimal que se debe a la deficiencia o evaporación excesiva de la lágrima, lo que puede dañar a la superficie ocular causando incomodidad ocular con sensación de irritación y quemazón o de arenilla en los ojos, visión borrosa ocasional o lagrimeo, entre otros síntomas.

La patología tiene origen en una deficiencia en una o varias capas de las tres que forman la película lagrimal que recubre el ojo, cuyo fin es humedecerlos y protegerlos. De esta manera, el déficit en la cantidad o calidad de la lágrima está directamente relacionada con los síntomas de la patología.

"Tener los ojos llorosos es una reacción de alarma del organismo de las personas que padecen ojo seco. Este exceso de lágrima no es nutritivo para la superficie ocular, ya que lo que realmente necesitan los ojos es una película lagrimal estable para humectar la córnea", ha explicado Xavier Llobet, óptico-optometrista de Llobet Òptics, de una patología que puede pasar desapercibida.

No siempre existe una causa reconocible del ojo seco, que aparece a cualquier edad. De hecho, el estilo de vida ajetreado de hoy en día incide de lleno en la prevalencia de este padecimiento. Trabajar largas horas delante del ordenador y la exposición a pantallas de televisión, móviles o tabletas; estar en ambientes con aire acondicionado como oficinas o cabinas de avión, leer durante mucho rato; conducir, especialmente por la noche; o incluso la polución son algunos factores que impactan en la salud visual.

Sin embargo, el ojo seco también puede deberse a razones fisiológicas, como los cambios hormonales en la menopausia1; enfermedades crónicas como la diabetes o la artritis reumatoide; una cirugía previa del ojo; o tomar ciertos medicamentos. Además, el proceso natural de envejecimiento también repercute en la película lagrimal pudiendo causar sequedad ocular.

Por ello, los expertos recuerdan la importancia de realizar revisiones periódicas, mantener unos hábitos de vida saludables y seguir las siguientes recomendaciones para prevenir y tratar los síntomas del ojo seco:
1. Seguir una dieta equilibrada y completa que incluya frutas, verduras y alimentos ricos en carotinoides, antioxidantes y ácidos grasos Omega 3, como el pescado azul. Si no se ingiriesen estos alimentos, convendría suplementar la dieta con preparados que contengan estos nutrientes para el buen mantenimiento de la función visual.

2. Beber dos litros de agua al día para mantener una buena hidratación.

3. Reducir la exposición frente a ordenadores y otras pantallas y hacer pausas periódicas para que los ojos descansen.

4. Evitar espacios con sustancias irritantes como humo, polución o polen y otras partículas volátiles.

5. Mantener una correcta higiene ocular, utilizando toallitas para limpiar los párpados.

6. Utilizar compresas templadas una o dos veces al día para aumentar la humedad en la zona de los ojos.

7. Las lágrimas artificiales contribuyen a tratar los síntomas de la sequedad ocular.

8. Dirigirse al profesional de la visión capacitado para recomendar el tratamiento más adecuado para aliviar los síntomas.

Aunque el ojo seco no impide realizar las actividades de la vida diaria, los síntomas sí pueden afectar la calidad de vida de las personas. Por ahora, no existe cura para la patología pero afortunadamente las molestias disminuyen con el uso de lágrimas artificiales, el principal tratamiento disponible en la actualidad.

“La sensación de sequedad, cuerpo extraño en el ojo u otras molestias similares suele desaparecer al administrar lágrimas artificiales", ha indicado Llobet.

Fuente: Europa Press

 

Publicado en Prevención

0
0
0
s2sdefault