Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses

Mito: Puedes tener diabetes por un gran susto o enojo

De acuerdo con la Federación Mexicana de Diabetes (FMD), del total de la población que padece la enfermedad, la mitad sabe de ello y solo el 25 por ciento tiene un buen control. Se trata de una enfermedad de automanejo, es causada por fallas en el metabolismo o por la manera en que el cuerpo utiliza y aprovecha los alimentos, y las acciones que se deben realizar para su correcto control son directamente hechas por el paciente.

El conocimiento científico que se ha alcanzado en las últimas dos décadas ha permitido que los profesionales de la salud tengan mayor precisión en el saber de la función y mecanismo de acción de la diabetes. Sin embargo, muchas creencias respecto a este padecimiento pasan por generaciones y continúan arraigadas en el inconsciente colectivo. Una de ellas es que la diabetes puede ser causada por un gran enojo o susto y tal creencia impide en muchas ocasiones el control adecuado.

La diabetes tipo 2 es la forma más común en las personas adultas, aunque está comprobado que también se puede presentar en niños. Este tipo de diabetes obedece a diversos elementos o factores de riesgo que predisponen al individuo a desarrollar este padecimiento. Asimismo, la diabetes es una enfermedad gradual que presenta diferentes etapas antes de manifestarse tal cual.

Los especialistas de la Federación Mexicana de diabetes indican que es probable que una persona no tenga algún síntoma previo, pero ya existe una falla o descompensación en el organismo; y cuando se enfrentan a un estado de alarma, estrés o cuando hay una emoción muy fuerte llámese un enojo, un susto o una impresión, el cuerpo produce hormonas como la adrenalina que actúan en contra de la insulina, lo que provoca que los niveles de glucosa se disparen.

Es así como se demuestra que no fue el enojo ni el estrés lo que provocó la enfermedad, sino que los niveles de glucosa ya comenzaban a tener alteraciones por las altas concentraciones y la emoción manifestada en ese momento detonó la enfermedad por los factores hormonales ya mencionados.

Fuente: Agencia Informativa Conacyt / Génesis Gatica Porcayo

Publicado en Básicos de Diabetes

0
0
0
s2sdefault